Blanqueamiento Dental – 10 Consejos (I)

Publicado por:

creatividad-emet-promo-43
Una de las primeras cosas que observas cuando conoces a alguien es su boca. Una imagen de una sonrisa blanca siempre produce mejor impresión que una que no lo sea tanto. Así, en los últimos años, se ha incrementado el número de servicios demandados a los profesionales de la Odontología en temas de blanqueamiento dental. Pero, ¿sabemos qué es? ¿Cómo se hace? ¿Qué peligros evitar o qué cuidados hemos de tener?
 
La Dr. María Teresa y directora del centro, nos ofrece diez consejos fundamentales antes, durante y después del blanqueamiento:
 
1.- Un blanqueamiento dental es un tratamiento odontológico, no es un tratamiento meramente estético que se puede hacer en cualquier lugar. Es decir, es un tratamiento por el que puedes modificar el color de los dientes haciéndolos más claros que debe ser efectuado por un dentista colegiado que será quien diga los requisitos previos de salud que debemos cumplir.
 
2.- El odontólogo será el que seleccione la técnica utilizar: tratamiento en la consulta o domiciliario, en casa, autoaplicándose blanqueadores, pero siempre bajo el control estricto por parte del dentista. Podrá visitar al especialista cada semana, cada quince días, etc., dependerá del caso.
 
3.- El profesional nos debe hacer un diagnóstico previo. Debe ser una persona que controle que todo funcione correctamente, que no hay peligro ni para las encías, ni para los tejidos blandos, ni para los dientes. Debe ser el que compruebe que todo se hace adecuadamente, que no se está utilizando demasiado producto y que monitorice y siga el tratamiento de forma directa.
 
4.- Normalmente, no es doloroso. Es posible que en algún paciente con sensibilidad extrema pueda sentir dolor, pero se produce como la sensibilidad a un helado o a una bebida muy fría. Además, sabiéndolo se puede pretratar para que no suceda o controlarlo para evitar que vaya a más o que llegue a ser molesto. Habitualmente es momentáneo y se soluciona de forma espontánea. En ocasiones es necesario hacer algún tipo de medida ya sea referente a modificar la pauta de tratamiento o utilizar colutorios o pastas dentífricas que colaboren en hacer que la sensibilidad se atenúe y llegue a desaparecer.
 
5.- Una leyenda es que puede dañar el esmalte, pero la doctora María Teresa afirma que si el blanqueamiento se efectúa de forma correcta siguiendo las instrucciones del dentista, se emplea un producto seguro, con una regulación sanitaria, vendido por empresas adecuadas, no es peligroso, es decir, no se daña el esmalte si se administra correctamente.
0
  Artículos relacionados
  • No related posts found.

Añadir un comentario